Los límites de tu idoma son los límites de tu mundo.

1 jul. 2010

¡Quiero ganar dinero!


A muchos les gustaría ser parte de la revolución "Teletrabajo" (trabajo independiente y por Internet) pero, ¿por dónde empezar? Estos son algunos consejos básicos:

1) Armar tu perfil profesional: Cualquiera sea tu profesión, es importante tener un perfil en Internet. Internet será tu ámbito, la cara que darás al mundo. La opción más evidente es tener un sitio Web con dominio propio (por ejemplo: www.fidelistranslations.com). La ventaja es que se trata de la opción más seria y profesional y te permite tener tus cuentas de correo electrónico con el mismo dominio; la desventaja es que tendrás que hacer un inversión inicial: contratar a un diseñador Web, pagar por un dominio (que puede ser internacional del tipo .com, .org, .edu, etc. o nacional, del tipo .uy) y el alojamiento o hosting (los precios varían considerablemente dependiendo del proveedor y del tamaño y contenido de la página).
Pero la Web también ofrece otras opciones: blogs, Facebook, Linkedln y otros portales especializados (como Proz para los traductores). Es posible elegir uno de estos sitios de redes o todos, pero una cosa es segura: hay que estar conectado. Facebook es fácil de usar, pero tal vez desde el punto de vista laboral es el que ofrece menos posibilidades, ya que los usuarios están más interesados en jugar y subir fotos que en establecer relaciones laborales. Linkedln, en cambio, te permite armar tu perfil profesional, subir tu CV, poner una foto, armar una red de contactos con tus conocidos y con los conocidos de tus conocidos, enviar mensajes, recomendar profesionales y sitios Web, etc. 

2) Investigar algunos sitios de teletrabajo. Existen sitios que ofrecen trabajo por Internet en diversas áreas. Algunos ejemplos: http://www.portucuenta.com/ y http://www.trabajofreelance.com, pero hay muchos más. Sólo hay que dedicar un rato por día a googlear tus palabras clave y a aprovechar al máximo todo lo que Internet tiene para ofrecer.
Para los traductores, están los portales como Proz, TranslatorsCafe o GoTranslators (por citar algunos), donde se publican ofertas de trabajo a diario. Pero cuidado: no todas las ofertas que aparecen en estos sitios son serias, hay clientes que quieren pagar chirolas y otros que directamente luego no pagan. Nosotras hemos tenido suerte y nunca nos dejaron de pagar, pero hay muchas estafas, y hay que estar muy atentos antes de aceptar un trabajo de un nuevo cliente. Vamos a hablar de esto en el próximo post.

3) Informarte sobre las formas de pago a distancia: Algunas de las más conocidas son Paypal y Moneybookers, aunque siempre se puede recurrir al giro bancario, pago por Western Union o cheque. Por supuesto, cada una de estas opciones tiene sus pro y sus contra. Pronto también hablaremos de esto.
4) Capacitación continua: hoy en día es fundamental seguir capacitándose, porque de un año a otro los programas de computación se vuelven obsoletos, y cada vez se requiere una mayor especialización. La mejor forma de sobresalir (y así poder aspirar a mejores tarifas) es ofrecer algo único, algo diferente… puede ser dominar un tema a la perfección o brindar un servicio adicional de DTP (desktop publishing) o lo que se les ocurra, pero siempre hay que seguir actualizándose y ser muy curioso de las nuevas tecnologías. Para eso existen newsletter especializadas, que te ayudan a no quedar en el pasado. 
5) Tener paciencia: Roma no se hizo de la noche a la mañana y tu cartera de clientes tampoco. Lo importante es tener paciencia, dedicar un rato todos los días a leer algo sobre tu oficio, sobre las posibilidades que hay en la Web, sobre las herramientas que pueden servirte (en el caso del traductor: diccionarios, foros de traductores, revistas online, boletines de noticias). La Web está llena de estos recursos y es tu responsabilidad sacarles jugo. De a poco, con paciencia y perseverancia, sin duda la recompensa será buena.